Willow, el robot terapeuta




Danosos Company es una compañía fundada por jóvenes que han creado un robot llamado Willow indicado para terapias con niños con necesidades especiales.


Daniel Vallejo (22 años) y Carlos Guaillazara (23 años) son dos de las cinco personas que forman el equipo de Danosos Company que nos han presentado su emprendimiento con claros fines sociales. Estos estudiantes de la Escuela Politécnica Superior del Chimborazo, son los creadores de Willow, un robot humanoide creado para hacer más fáciles las terapias con niños y niñas con autismo o asperger.

 

Estos niños y niñas tienen como característica principal un elevado desarrollo cognitivo, pero una carencia de habilidades sociales que los hace ser aislados y tener dificultades para comunicarse y relacionarse con los demás. Precisamente esta dificultad es la que llevó a estos jóvenes a crear a Willow, para que se convirtiera en un juguete para los niños y niñas, pero una herramienta para los terapeutas.

La ventaja de Willow es que es muy fácil de usar sin tener ningún tipo de conocimiento de programación.

Su sencillo software y una interfaz intuitiva, hacen de Willow un robot manejable. El terapeuta puede programar las actividades que desea que el robot haga, de manera que sirve de herramienta sencilla para mejorar la motricidad del usuario. Además, como funciona a través de un smartphone que se adapta al hardware, incluso se puede usar su cámara frontal para monitorear la actividad del usuario como si se tratara del propio terapeuta.