Las “asombrosas criaturas” de Theo Jansen llegan a Espacio Fundación Telefónica Ecuador




“Las barreras entre el arte y la ingeniería existen sólo en nuestra mente”, afirma Theo Jansen, artista holandés cuyas asombrosas criaturas se exhibirán en el Espacio Fundación Telefónica, desde el 12 de octubre de 2018 hasta el 24 de enero de 2019, con motivo de la celebración de los 20 años de acción social de Fundación Telefónica Ecuador.

 

Bajo el título, Theo Jansen. Asombrosas criaturas, siete Strandbeest o bestias de playa –como las denomina el artista-, mostrarán su evolución biológica, desde la primera creación realizada en 1990 hasta las más ágiles, flexibles y evolucionadas figuras de la actualidad.

 

Esta exposición itinerante fue apreciada previamente por el público de los Espacios Fundación Telefónica de España (2015-2016) y Perú (2016-2017), y fue llevada por Fundación Telefónica al Laboratorio de Arte Alameda de México, entre mayo y agosto de 2017. Ahora, desde Chile, viene a Ecuador. Media Force Ltd. es el agente mundial del artista.

Jansen ha desarrollado generaciones de criaturas cada vez más complejas, realizadas con materiales simples de la era industrial. El tubo o manguera de plástico utilizado como aislante en las instalaciones eléctricas, resistente y ligero, es la base estructural de sus criaturas que, poco a poco, van adquiriendo la forma de esqueletos de animales o de insectos gigantes. Con estas esculturas cinéticas el artista se plantea el objetivo de lograr un organismo viviente capaz de caminar y sobrevivir de forma autónoma en las tempestuosas playas de los Países Bajos.

El viernes 12 de octubre, Jansen tendrá un encuentro con niños de escuelas de Pichincha que forman parte de la gestión conjunta entre el Ministerio de Educación del Ecuador,  La Confederación De Establecimientos Católicos del Ecuador y el programa ProFuturo de Fundación Telefónica y Fundación Bancaria La Caixa. Mientras que el sábado 13 de octubre a las 10:30 am, ofrecerá una conferencia en el auditorio del Espacio Fundación Telefónica, como parte de la programación paralela gratuita, que se llevará a cabo durante los cuatro meses de la exhibición.

Theo Jansen. Asombrosas Criaturas podrá ser disfrutada por los visitantes del Espacio Fundación Telefónica, de martes a viernes, desde las 10h00 hasta las 19h00 y los sábados desde las 10h00 hasta las 16h00. El Espacio Fundación Telefónica Ecuador está ubicado en la Av. Simón Bolívar, vía Nayón, en la PB de la Torre 2 del Centro Corporativo Ekopark.

 

SOBRE EL ARTISTA

Theo Jansen nace en 1948 en los Países Bajos, en el pequeño pueblo costero Scheveningen junto a La Haya. Estudia Física en la Universidad de Tecnología de Delft y, paralelamente, descubre su vocación artística, que lo lleva a realizar sus primeras obras. En 1990 desarrolló los Animaris (animales de playa), dedicándose a diseñar una “nueva naturaleza”.

 

EL ORIGEN DE ‘LAS BESTIAS DE PLAYA’

En 1986, el artista lee El relojero ciego del zoólogo británico Richard Dawkins, que influirá decisivamente en su pensamiento y, a partir de ahí, quedará fascinado por la teoría de la evolución y la selección natural de las especies.

En 1990, Jansen, inspirado por una noticia sobre el impacto del calentamiento global en la subida del nivel del mar, escribe una columna en el diario holandés de ámbito nacional Volkskrant, donde fantasea con crear una nueva forma de vida capaz de levantar diques en las playas de Holanda para proteger las costas del país de posibles inundaciones. Aunque termina descartando esta idea, éste sería el punto de partida creativo de las “strandbeest o bestias de playa”, unos seres que, impulsados por el viento, irían cobrando vida y autonomía.

Desde 1990 hasta la actualidad, Jansen ha ido introduciendo mejoras a las criaturas basadas en nuevos métodos, materiales y herramientas de trabajo, que han discurrido de manera paralela al crecimiento evolutivo de estas. El funcionamiento básico de estos seres gigantes se compone de unas alas de tracción, que activadas por el viento y unidas a un cigüeñal accionan el movimiento de las patas.

Su esquema de trabajo es siempre el mismo. Cada año desarrolla un ser nuevo, que hereda las virtudes del anterior y las perfecciona. Cuando está listo experimenta el movimiento con él en las playas cercanas a su estudio durante el verano. Después de un año de vida y varios meses a la intemperie, las hace regresar al taller y las convierte en lo que denomina “fósiles” y empieza de nuevo a desarrollar otra criatura que mejora la especie anterior.

 

Noticias relacionadas:

 

El mercado laboral contará con más expertos en datos con el curso Big Data for Business

En el país, este es un proyecto piloto y se realiza de manera binacional con Fundación Telefónica Colombia. […]

La interactividad y el arte digital son parte de clases de niños y niñas

La visita permitió a los niños y niñas interactuar con la muestra por medio del equipamiento tecnopedagógico […]

Adolescentes y adultos se capacitan en habilidades digitales y emprendedoras

Los contenidos de estas capacitaciones se centraron en la adquisición y desarrollo de competencias digitales […]