En Pedernales, una de las zonas más afectadas por el terremoto del 16 de abril en Ecuador, 14 Voluntarios Telefónica provenientes de 9 países, construyeron 3 aulas de 40 m2 e instalaron servicios básicos de agua y luz, juegos infantiles recreativos y espacios comunitarios en material sismo resistente (bambú).

Además, a través de la impartición de talleres de atención social enfocados en los niños, niñas, jóvenes y adultos, los Voluntarios Telefónica intercambiaron conocimientos con la comunidad.

Con este proyecto, 60 niños iniciaron el ciclo escolar y se reintegraron al sistema educativo nacional de la región costa que fue interrumpido por el fenómeno natural; también 360 niños, niñas y adolescentes están recibiendo capacitaciones en talleres de habilidades y competencias para la vida.

 

“Tenemos una gran marca en nuestros corazones. Son un gran ejemplo de cómo seguir adelante”

Roberto Fernandes, Voluntario Brasileño

 

 

 

 

noticias relacionadas  Ver más