¿Qué implica ser un profesional del siglo XXI?




Los profesionales del siglo XXI necesitan competencias esenciales para la vida. Esto implica saber cómo, cuándo y por qué utilizar una competencia específica para resolver un problema.

 

La pregunta clave es ¿qué saber hacer? Y demostrar que más allá de ser un arquitecto, ingeniero, experto financiero, tienes las habilidades clave que una compañía está buscando.

Expertos de la Universidad de Harvard  han destacado las competencias básicas que se enfocan en el siglo XXI. Entre ellas, el pensamiento crítico, la habilidad de resolver problemas, la capacidad para colaborar y para liderar a través de la adaptabilidad, el talento emprendedor, la curiosidad, la creatividad  y la imaginación.

Además, para ser competitivos –explican los expertos- es necesario incorporar las ciencias de la computación como competencia básica, al igual que la lengua y las matemáticas, para crear la tecnología necesaria que les permitirá abordar problemas globales del siglo XXI.

En resumen, lo que las empresas buscan en los profesionales es una combinación de habilidades blandas (relaciones interpersonales, trabajo en equipo) y habilidades duras (destrezas y conocimientos específicos para desempeñar una función), valoradas en el mercado laboral actual.

La clave para ser un profesional del siglo XXI está en la mezcla de estas dos habilidades, que según los expertos, le permitirá enfrentar los retos que demanda el progreso. Por eso recomiendan que nunca dejes de estudiar, entretenerte  y aprender por iniciativa propia.

¿Te gustaría formarte, de manera gratuita, en las tecnologías y competencias con más demanda laboral? Conoce nuestro programa Conecta Empleo y sé parte de las profesiones del futuro.