Las 5 profesiones del futuro

Si te encuentras en el momento de escoger la formación para tu futuro o te estás replanteando tu carrera, ten en cuenta que algunas profesiones actuales están por desaparecer y que nuevos oficios están por llegar. Aquí tienes 5 ejemplos de profesiones del futuro que están cada vez más cerca.

 

La constante evolución tecnológica, el cambio de modelos de negocio y las nuevas necesidades que surgen en la vida de las personas abrió un hueco en el mercado de trabajo. Los profesionales más demandados hoy, no son los mismos que hace 5 años y por supuesto, no serán los mismos en 5 años más.

Se dice que a medio o largo plazo, más de la mitad de los estudiantes actuales tendrán un trabajo que aún no ha sido inventado, a esos trabajos les llamamos las profesiones del futuro.

 

¿Cuáles son la profesiones del futuro?

Te presentamos algunas opciones para dirigir tu carrera hacia el futuro. Estas son 5 profesiones del futuro para las que puedes empezar a prepararte ya mismo.

1. Consultor Big Data

El tema del Big Data y Business Intelligence es sin duda un campo profesional en auge en estos días, y especializarse en ello, puede garantizarte un futuro profesional.

Actualmente se genera demasiada información, según el profesor universitario Iñaki Ortega (@InakiOrtega) “existe tanta información que alguien tiene que organizarla, alguien tiene que decirle a un banco cómo se están utilizando las tarjetas, a las televisiones dónde se interactúa más, en qué programas”. Todo ese trabajo de análisis y gestión es la labor de un consultor de big data.

¿Cómo prepararte?

Si quieres ser experto en Big Data, no hay una carrera universitaria concreta que debas estudiar, sin embargo, necesitas tener conocimientos en programación y manejar a la perfección datos estadísticos y bases de datos. Además es más que conveniente que tengas conocimientos empresariales, como los procesos que se dan dentro de las empresas, para ofrecer los resultados adecuados.

 

2. Nanomédico o médico ingeniero

La tecnología y la medicina van de la mano en la búsqueda de soluciones a enfermedades. La investigación en este campo avanza y se prevé que algunos ingenieros empiecen a formar parte de los equipos médicos.

Un nanomédico o médico ingeniero es un profesional de la medicina que reúne una alta capacitación tecnológica con conocimientos médicos expertos, gracias a los cuales desarrollará  técnicas médicas cada vez menos invasivas. Un nanodoctor contará con la preparación adecuada para operar los nanorobots que se emplearán en la realiza­ción de procedimientos quirúrgicos donde la mano humana no es capaz de llegar.

¿Cómo prepararte?

Además de conocimientos médicos como hasta ahora, si quieres ser un doctor del futuro o nanodoctor, deberás aprender robótica, programación y tal vez una ingeniería que complete tu formación.

 

3. Maestro Digital

Gran parte del futuro profesional dentro de la economía digital estará ligada a la educación, principalmente los maestros digitales. Esta nueva figura de docente estimula a sus estudiantes a explorar y experimentar las posibilidades que ofrecen las tecnologías.

En el ámbito educativo surgirán, además, profesiones más especializadas como orientador en la mejora del rendimiento escolar, especialista en la atención a la diversidad de los alumnos, investigador educativo y orientador de directivos y profesores.

Los MOOC son la prueba de que con el uso de internet para fines educativos se está cambiando el modelo, por lo que ya etán empezando a hacer falta profesionales con un perfil más de tecnólogo que de investigador o docente.

¿Cómo prepararte?

Si ya eres docente o pretendes serlo, además de estudiar docencia, tendrás que enfocar tu futuro a las TICs aplicadas a la educación, con cursos de especialización, posgrados…

 

4. Terapeuta de nuevas tecnologías

El uso masificado y descontrolado de la tecnología, también está provocando nuevos problemas de salud que requerirán terapeutas especializados. La infoxicacion o la adicción al celular o las redes sociales son algunas de las nuevas patologías para las que un terapeuta del futuro deberá estar preparado.

¿Quién no mira el celular por si le ha llegado un mensaje mientras está con familiares o amigos? ¿Quién no ha sentido que su celular vibra cuando no es así? Estamos apegados a nuestros dispositivos, aunque por el momento, no tanto como el protagonista de la película HER (2014) que tiene una relación con un sistema operativo del que dice estar enamorado:

¿Cómo prepararte?

Si quieres ser Terapeuta de Desintoxicación Tecnológica, deberías tener conocimientos de psicología y además, convertirte en un experto en nuevas tecnologías. Además, tendrás que estudiar los efectos y las consecuencias de las tecnologías en el comportamiento humano.

 

5. Agricultor del futuro

En el ámbito de la agricultura, que supone el 7,14% del PIB anual en ecuador (segun datos del Banco Central de 2014), existen algunos avances tecnológicos que ha revolucionado el sector. En este campo, han surgido nuevas profesiones como la de químico de alimentos o farmanjero.

Un químico de alimentos se encarga de mejorar el sabor y la textura de la comida. Esta profesión podría dar un giro radical gracias a la posibilidad de imprimir alimentos en 3D ¿te imaginas?

Un farmagranjero es el especialista en diseñar y cultivar granos y alimentos, con modificaciones genéticas que permitan garantizar y potenciar sus propie­dad nutricionales. Esta labor científica se combina con las actividades propias de una granja, tales como supervisar el crecimien­to y condiciones de los granos.

¿Cómo prepararte?

Si quieres ser un granjero del futuro, deberás combinar los conocimientos clásicos de agricultura con destrezas tecnológicas y científicas. En caso de químico de alimentos, es necesario que estudies química y cocina, e incluso conozcas las ventajas de la impresión 3D. Para ser farmagranjero, conocimientos de química, farmacia o agroingeniería, serán imprescindibles.

Como has podido ver, el denominador común de los requisitos para prepararnos para estas profesiones radica en las nuevas tecnologías y en permanecer atento a todos los avances. La educación se ha convertido en un proceso dinámico en el que es imprescindible reciclarse y estudiar continuamente.